Gastos de envío gratis

Abre los ojos

palmeras

Esta megafonía es verdaderamente envolvente.

Es por eso que escucho Cry me a river como si tuviera a Ella Fitzgerald cantándome al oído, rodeadas las dos por un cuarteto de jazzeros delicados.

Había cerrado los ojos para escuchar mejor pero me acuerdo de que tengo el mar delante y pienso en el impacto brutal que sería abrirlos y contemplar semejante hermosura escuchando esta delicia.

Caigo en la cuenta de que cuando empezó la canción se estaba metiendo el sol, así que calculo que en el estribillo se habrán encendido las luces que iluminan las palmeras del paseo desde el suelo. Y las del carrusel de principios de siglo pasado. Y el faro.

El espectáculo puede ser impresionante. Brisa. Delicada ráfaga de brisa. Ahora.

Digo que no con la cabeza pero quiero decir que sí. Que sí, que sí.

Share this post
  ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies